Elegir un destino vacacional puede ser abrumador, por la gran oferta o promociones que existen en diversos medios o incluso por las recomendaciones constantes que recibes de tus propias amistades.

Pero escoger un destino ya sea nacional o internacional, depende primero de tu presupuesto, porque cuando ya dispones de un dinero para tu viaje, tendrás un panorama más claro respecto al lugar donde quieres vacacionar.

Luego de eso tienes que analizar cuáles son tus intereses, qué tipo de vacaciones quieres, cuáles son tus gustos, si deseas un viaje cultural para conocer museos, exposiciones o si eres un fanático de la gastronomía y quieres un tour por los restaurantes más emblemáticos de un destino.

Puede ser que quieras vivir aventuras deportivas, como escalar montañas, andar en bicicleta, recorrer un río o simplemente un viaje de relajación donde tengas disponible siempre un spa.

El otro factor es el tiempo y te damos las siguientes recomendaciones:

Viaje corto (menos de dos semanas)

  • No hagas demasiado tiempo en desplazamientos.
  • Elige solo un país o región.
  • No realices demasiadas actividades, podrías terminar exhausto.
  • Reserva con antelación.
  • Planifica tu viaje, pero puedes improvisar, no seas tan rígido.

Viaje largo (más de dos semanas):


  • Puedes visitar más países o regiones, por lo cual puedes invertir más tiempo en el desplazamiento.
  • Debes tener un mayor control de tu presupuesto.
  • Hay más flexibilidad a la hora de hacer las reservaciones.

Esperemos que estos consejos te sirvan, ¡buen viaje!

Artículo creado con información de Touristear.com.